8.9.08

Rechazo

Nuevamente he recibido un rechazo editorial, en este caso sobre mi poemario Almacén de palabras. La verdad es que no tenía esperanza alguna de publicarlo, en caso de que me lo propusieran (como ya lo han hecho), lo desestimaría, porque no le veo demasiada poesía a lo escrito. Pero me apetecía tocar la puerta de esta editorial para investigar un poco en su actitud. Ha publicado a muchos poetas de la misma estética de Almacén de palabras, poemarios influenciados por el realismo, a veces sucio, el existencialismo, la narratividad, poemas que en realidad son relatos en columna con un pequeño giro literario al final que sus autores pretenden hacer pasar por poesía, y que algunos editores explotan como la nueva poética de la resistencia. Los poetas vagos, que dice una buena amiga mía del mundo editorial. Bien, mi texto no difiere mucho de estos autores y poemarios, pero ha sido rechazado. Eso es lo que quería comprobar: cómo el amiguismo y las influencias funcionan también a nivel underground. Hay muchos tipos de dictaduras y monopolios. Y se establecen a niveles altos, en editoriales promocionadas por grandes medios de comunicación, y lo que es peor, en editoriales que dicen llamarse independientes y alternativas.

Por supuesto, no voy a intentar nada más con Almacén de palabras, son unos textos que no merecen ser publicados en libro (la honestidad no es una virtud, queridos poetas, es un deber). Pero quede claro que los monopolios no sólo se ejercen en las altas esferas. ¿Acaso no sorprende que siempre aparezcan los mismos nombres en casi todas las antologías de poetas jóvenes en editoriales de corte medio/bajo? No hay lugar para nadie nuevo. El pastel ya está repartido. Meter a alguien nuevo, es renunciar a parte de tu pastel. Un competidor es lo que menos quieren los que ya han publicado. Y eso que en estas esferas del underground apenas hay dinero en juego. Sólo divulgación y vanidad.

10 comentarios:

Didac Valmón dijo...

Pues ellos se lo pierden, sabes? Tú te mereces más que eso...Un abrazo y adelante.
¿Se podría leer Almacén?

Agustín S.A. dijo...

Claro que sí, amigo mío, se puede leer en internet: www.almacendepalabras.blogspot.com

Hay de todo, como en botica, aciertos y errores, como ocurre en muchos libros publicados, pero bueno. La verdad es que analizando mis últimos post estoy un poco encabronado, son malas fechas, hace un año que perdí a mi madre y el mundo me parece más hostil que nunca. Y utilizo el blog para estos desahogos. Pero seguro que llegarán tiempos mejores.

Un abrazo.

Adolfo González dijo...

Amigo, tienes toda la razón del mundo, así funciona eso que dicen de la esfera underground, más divulgación y amiguismo que realmente el intentar darle cancha a alguien nuevo. Yo también me doy cuenta y tenía ganas de que alguien lo dijera. No deja de ser una tapadera para poetas mediocres. Pero tú tampoco dejarás de escribir porque eres un poeta honesto. No te dije nada antes, pero leí tu blog almacén de palabras hace tiempo y algunas de las ideas me parecen muy buenas. Mejorables para ti, porque tú sabes-y si no estás seguro por ti te lo recuerdo yo-que las puedes pulir con poemas aún mejores. Tienes el don de la ocurrencia genial, originalidad y raza. Y esas cosas no te lo va a quitar ninguna editorial de éstas, ni puede desanimarte ningún underground guay del paraguay carente de ellas. A lo mejor fíjate que hasta el problema es que les haces hasta un poco de sombra por aquello de tener voz y decir las cosas como son...Y no como ellos las quieren oír, pues también se acomodan dentro de esa historia. Pero nada de eso podrá frenar que cuando te quedes a solas escribas otro poema. Y eso es lo elemental, querido Agustín. Un abrazo.

Adolfo González dijo...

Quise decir que se acomodan dentro de esa historia que califican como poética de la resistencia...Cuando lo que hacen es resistir a su propio autoengaño.

Agustín S.A. dijo...

Querido Adolfo:

Tienes toda la razón. Agradezco mucho tus palabras de ánimo. Yo siempre pongo en tela de juicio mi posible talento, pero desde luego lo mejor de todo es lo que nos queda, a lo que más nos podemos aferrar: disfrutar ese momento en soledad con el folio en blanco.

A veces me encabrono y se me calienta la lengua. No sé si hago bien en meterme en esta polémicas. Pero como las veo, las cuento. No me han parido para permanecer callado. Hay mamoneo en las altas esferas. Y hay también mucho mamoneo en los bajos fondos.

Un abrazo a todos, sois muy amables conmigo.

Agustín S.A. dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Adolfo González dijo...

Eso, amigo, podemos tener muchos defectos, pero no es que seamos especialmente miedosos... Y no nos olvidemos de lo que es la cultura en el sentido antropológico para la mayor parte de autores: LA ADAPTACIÓN DEL HOMBRE AL MEDIO EN EL QUE SE MUEVE.

Con lo cual, ¿qué sería la contracultura desde ese punto de vista?

A mí me la refanfinflan todos esos mosqueos que se agarran algunos poetas por no ser entrevistados en el País Semanal y cosas por el estilo...El camino de la poesía es otra cosa, no el buscar hacerse famoso a toda costa y el mosquearse porque uno reciba más atención que otro o porque a uno le den premios por enchufe y a otro no...

Aquí se trata de seguir en el misterio y siempre aprendiendo, pues el mayor maestro es cada vez más aprendiz.

Claro, que esto no lo compartirán aquéllos que se cren saberlo todo...

Pero bueno, cada uno en su camino...

Nuevamente, ánimo. Un abrazo.

Stalker dijo...

Agustín, tu actitud humilde te honra de veras.

Tus consideraciones sobre el reparto del pastél son justas y cabales. Espero sin embargo que no te desanimes y que tus textos salgan publicados al fin.

Le das muchas vueltas al tema de qué es y qué no es poesía. A lo mejor tienes una fórmula mágica para definirlo. Me gustaría que me dijeras cuál es. Yo no lo tengo tan claro: simplemente lo siento y ya está. Encerrarnos en vanas clasificaciones tal vez haga que nos perdamos belleza a la que nos nos acercamos por considerarla "prosaica".

Abrazos

Agustín S.A. dijo...

gracias por tus palabras, Stalker. en cierto modo tienes razón, cometo el error de debatirme en un constante duelo interior sobre qué es o qué no es poesía. evidentemente yo no tengo fórmulas para nada. es sólo que me produce cierta rabia ver cómo nos cuelan textos que no aportan nada nuevo como la ultramoderna poesía española. es muy complicado ser original, evidentemente, pero si el porcentaje de originalidad rondase, pongámonos prosaicos, el 7%, no estaría mal hacer un esfuerzo para llegar al 9%. o más. veo q falta riesgo, q se está más pendiente de q a uno lo entiendan, para q así lo publiquen, q de iniciar un viaje interior de impredecibles consecuencias.

en cualquier caso: tienes razón , pierdo demasiado tiempo en debate banales y absurdos como este. gracias por la crítica.

Marcus dijo...

yo por eso no mando nada a las editoriales. pa qué? ya me lo digo yo todo! me ahorro el sofoco.

un abrazo. un placer ayer. nos hablamos.