10.8.07

no infarto

tu estela sigo
inevitablemente
corazón herido
huye muy lejos
dolores, sudor frío,
pinchazos,
cateterismo,
jeringas,
medicinas,
antiagregantes,
desnudo el pecho
cables que crecen entre el vello
como mala hierba
y el mismo hospital
la misma habitación
las mismas enfermeras
sigo tus pasos
como el genoma que nos une
inevitablemente
y nuestra propensión a la tragedia
pero no te preocupes
aunque tú no lo sepas
(no te lo enseñaron)
los dioses nunca abandonan a sus héroes.

salve, dionisos,
protege con vino
las arterias
del consagrado por los augurios.

3 comentarios:

Anónimo dijo...

Un abrazo de apoyo en la distancia, que todo vaya bien...

Salud.

Tu escudero

SuprarRomantic Warrior dijo...

Los corazones fuertes como el tuyo... siempre salen adelante y se abren paso a la inmortalidad de la memoria de las personas que quieres.

gloria dijo...

Y el camino sigue... bendito presagio

(menos mal que leo esto ahora)