31.8.07

despidiendo lo aprendido, I

desde la loma de este parque
puede verse una gran carretera
de ida y vuelta
y mil vías de tren
como cicatrices en el destino.

los coches no paran de moverse
no hay descanso
ni silencio,
un contínuo ir y venir
y me pregunto dónde irán,
para qué necesitan ir tan deprisa,
realmente no hay grandes cosas
que hacer en la vida
ni grandes sitios donde ir
lejos de uno mismo.

y se mueven incesantes
como una hilera de hormigas,
pero
las hormigas al menos tienen sentido:
salen a por comida,
la almacenan,
se reproducen,
y son ordenadas,
deberían aprender de ellas.

¿realmente creerán esos coches
que con sus viajes
están haciendo algo
interesante?

3 comentarios:

Nana dijo...

Tal vez sea cierto esto de que no hay grandes cosas que hacer ni sitios donde ir lejos de uno mismo, tal vez por eso los coches van y vienen, tal vez intentan huir, alejarse de ellos mismos.

SuprarRomantic Warrior dijo...

Se que en este contexto te sonara un poco mal...
"siempre es bonito viajar", salir de casa. Daria lo que sea por tener un coche y poder irme a 20kms, 30 kms o 100... solo por un dia. Hacer una locura irme lejos y gritarle a los extraños como un loco, decirles tres verdades, ser un profeta de bar, un filosofo con zapatos de goma, un pensador adolescente o llamalo como quieras.
A veces me da ganas de gritar:
"No veis, oh mortales, que la vida pasa y vosotros no os dais cuenta. La vida pasa y vosotros seguis en vuestras casas, trabajos y niños. La vida pasa y vosotros no abris vuestro corazon por miedo a los buitres que esperan a la vuelta de la esquina."

gloria dijo...

Es complicado acostumbrarnos a desaprender siguiendo las antenas de las hormigas, pero intentarlo es muchísimo...

Besos.