30.8.09

Kafka

Unas palabras que me regala una amiga. Son de Kafka, ambos compartimos nuestra admiración por él. Y describe muy bien lo que llevo haciendo muchos años. No escribir. O hacerlo de otra forma. 




No hay necesidad de que salgas de casa. Quédate en la mesa y escucha. Ni siquiera escuches, sólo espera. Ni siquiera esperes, quédate completamente callado y solo. El mundo se te aparecerá para que lo desenmascares; no puede hacer otra cosa; en éxtasis, se retorcerá ante ti.

2 comentarios:

gloria dijo...

Algunas palabras llegan cuando más se necesitan.

Gracias a tu amiga, a ti y al gran Franz Kafka.

Besos, todos.

Sergi Fuss dijo...

Kafka, lo más grande que ha parido un vientre