8.1.09

Juan Carlos Mestre

Una de las mejores cosas q me han pasado en la vida es q Mestre me llame poeta, mejor aún, q Mestre me llame amigo.

(…) Todo lo que oí, a todo lo que presté atención desde que era muchacho, tuvo algo que ver con la poesía entendida como lenguaje de la delicadeza humana. Otra manera de estar en el mundo frente a los actos de fuerza, otra manera de sintonizar a través de la oreja izquierda las interferencias del más allá en la vocación mágica de los desarmados y los inocentes, quienes aún seguimos creyendo que la utilidad revolucionaria de una vaca azul tocando el violín en los cielos de Chagall es infinitamente mayor que todos los decretos de expropiación forzosa del sueño de las utopías. (…)

(…) No he logrado encontrar otro diálogo con lo desconocido que no pase para mí por el mismo y ya remoto encargo que nadie nos ha hecho, y por ello irrechazable, y por ello irrebatible más allá de nuestra propia conciencia: el de limitar su poder a la repetición previsible del mal, recoger los fardos de la esperanza en el último andén donde se vio obligada a abandonarlos la utopía; volver a hacer la pregunta sabiendo que no existe respuesta; seguir creyendo, porque así con la ciega videncia de los desesperados lo hemos visto, que la construcción de la futura delicadeza humana también depende del espíritu de un poema, de una utopía para la que no tengo mejores palabras que pudieran prestarle una pizca de sentido a cuanto he dicho: lo que no creímos piedad y fue la belleza, cuanto hemos olvidado de la compasión ante un otro y habrá de ser, terminado el tiempo de los encantamientos, de nuevo el lenguaje de la compasión y la misericordia.



JUAN CARLOS MESTRE
(De la ponencia Utopía y realidad, leída el viernes 3 de octubre de 2008 en León en el VIII Congreso de los Escritores de España)

Extraído del Blog Isla Kokotero, de la excelente poeta Eloísa Otero.

5 comentarios:

AliciA dijo...

"Cuanto hemos olvidado de la compasión"...

Stanley Kowalski dijo...

Excelente post, memorable, te visitaré mas seguido.

Te mando un abrazo.

eduprecidente (con c ) dijo...

Me gusta subirme a los techos del mundo a decir mis verdades y hoy he estado , en uno de los mas alto, poeta y amigo, pavada de elogio.
Saludos

revolutionary road dijo...

Lo descubrí hace poco, creo que buscando información de él descubrí este blog. Estoy impresionada con La Casa Roja. :-)

Agustín S. A. dijo...

cuánto me alegro, Sandra, de verdad q no te decpcionará. La tumba de Keats es otro título imprescindible en la poesía española actual.

abrazos